12 dic. 2010

La cuenta de la abuela. Oda al Chocolate¡¡¡¡¡

Los complejos, veinte kilos después¡¡¡
Era Octubre del 96 cuando decidieron que era capaz de llevar solita un programa radiofónico. Tenía 25 años, trabaja en mi pasión y por primera vez me alejaba unos 90km  de casa. Me comía el mundo literalmente¡
Hasta ese momento-y no mucho después- pocas veces había probado el chocolate-alguna tortita en el Pindal(Gijón),barata y rica-, según mi maniático cerebro:"no me gustaba".
Por aquel entonces tenía el pelo largo, rubio-otra pasión-, y la báscula le daba por señalar el número 70 más que el 50, pero era lo suficientemente feliz como para preocuparme de esas cosas, tenía mucho trabajo y quería sobre todo demostrar, no sé que¡¡¡

14 años después no concibo mi vida sin el chocolate¡¡¡¡
Durante unos 11 años conseguí que la pesa rondara el número 55, a base de muchas sopas, haciendo una comida al día, fastidiandome los análisis clínicos durante años, y haciendome amante del ketchup. Lógicamente me faltaba sales minerales, azúcares y el buen humor que me caracterizó toda mi vida.
Estoy al borde de los 40 y fijaros, he relegado-por el momento- a un segundo plano mi verdadera pasión, la profesional. por criar a una personita llamada Germán-impensable según mi gente hace tan sólo unos 6 años-, ahora sí que la báscula no se mueve ni para arriba ni para abajo ni pa casa del vecino del 7 y ese dulce mangar forma parte de mi vida casi diariamente...
Los dos principales ingredientes del chocolate son calóricos: la grasa y el azúcar así que ahora en mí organismo está repleto de azúcar rica y de algo de grasas que aún domino. Pero sigo teniendo mis manías a la hora de saborearlo, no me gusta el chocolate con almendras, avellanas y diversos varios que le meten que le hagan perder su sabor de excelencia suprema y a veces me empeño en entrar en una 40 a sabiendas que va a ser imposible, pero así todo  me miro a esos espejos de las tiendas para darme cuenta que están trucados y punto.

La carne debajo del pellejo
Eso lo decía mi santa abuela, que no había mejor espejo. Y alguien no se cansa en decirme que a "cierta edad, hay que elegir entre el culo y la cara"  bien cierto que es...
Pero seguimos admirando una sociedad perfecta en su imperfección, un amigo guapo en vez de uno normalmalucho, una 40 en vez de una 46....
Tengo una conocida muy enferma que me dice que "ya tendré con los años que ponerme a dieta y cuidarme de sobra, por que irremediablemente el cuerpo deja de funcionar como a los 20, cuando te haces mayor". Nada que decir a ciertas reflexiones que para mí sientan catedra.
La gente te va a ver como tu quieras que te vea, yo no me creo que la sociedad no piensa, es más bien que pasa de comerse la cabeza y valora mucho más-a la larga-a alguien que se muestra fuerte y seguro que a alguien que sólo se enseña, exhibe a sí mismo.

Mil besos

Nota: Abstenerse anorexicos sin confirmar¡¡

2 comentarios:

  1. ayyy estas abuelas.nena tu dale al chocolate q tiene mas indicaciones q contraindicaciones,jejej,recuerda q es un sustituto en un mmomento dao,bueno,eso dicen,jejejejej

    ResponderEliminar
  2. Bueno, que sepas que tengo otros manjares exquisitos en mi despensa pero me quedo con este

    ResponderEliminar