13 oct. 2019

Náger y Tamir. La leyenda


                                             


Cuentan que la ciudad de Pamú, estaba a punto de despertarse al fondo de su inmensa colina, y lo hacía por el alboroto que las alas de miles de mariposas de infinitos colores y una sobre todo una la de color azul que obligaría a Náger a escoger su felicidad en las próximas horas…
Pamú avivaba, porque la luz del Sol asomaba en el horizonte y también porque ya era hora, y se colaba entre su rocoso y árido suelo de infinitos agujeros que desde el cielo parecían lunares de blanco travertino llenos de agua que se precipitaba por la cascada más grande que os podéis imaginar, una catarata mágica del que todos sabían el origen de esa linfa bendita porque, hacía décadas que en Pamú no llovía. Náger adoraba soñar. Haciéndolo era feliz, de una manera inexplicable, de esa forma en que no solo el dormir descansa el cuerpo si no que durmiendo y soñando era como Náger arreglaba su vida, la de su familia y la de su pueblo. Un pueblo que la había visto crecer y que siempre la había dejado corretear y explorar sin miedos, sin castigos, sin ninguna obligación nada más que la de ser dichosa y despreocupada, y que a sus dieciséis primaveras todos menos ella, sabían que ocurriría.
Hoy cumpliría esa edad en la que sin saber a penas que significa ser leal se le reclamaría, y ella cumpliría al compromiso que al nacer pactaron con su sangre sus padres, con la desdicha del llanto de aquel bebé. Iba a dejar de volar hacia las nubes esponjosas y mullidas de sueños de colores, de verse reflejada en los ojos de sus vecinos, amigos, hermanos, padres, para convertirse en…Se desperezaba abrigada con su larga melena dorada rodeando su silueta; cuerpo que se estaba convirtiendo en divino y nuevo. Sus formas se estaban redondeando, sus senos voluptuosos y sus caderas en formadas ya enseñaban en qué tipo de feminidad recaería su obligación…
Tamir, tenía un año más que ella. Nació en verano cuando los dioses regalaban al mundo su mayor de sus tesoros: el calor del astro rey. Siempre fue su mejor compañero de aventuras y llenaba sus horas de magia al mirarla. Según crecían, en él nacía el mayor sentimiento que abraza la inocencia y estaba seguro que llegado el momento, serviría para defenderla de todo mal, todo iría bien, que no pasaría nada que Náger entendería que él no la pudo poner en aviso y que no le faltó a la verdad, simplemente no podía hablar.Todo el pueblo callaba. Todos silenciaban un destino irremediable, todos lloraban en silencio porque adoraban a esa niña.
Saltó de la cama alborotada. Le encantaba su cumpleaños. Además del sol, de los sonidos del día en la aldea, el olor de su madre cocinando dulce le recordaba que hoy se celebraría su fiesta que vendrían todo el pueblo con regalos, era el día en que se sentía como una gran diosa, que los músicos encantarían sus bailes rítmicos, que no se iría la sonrisa de su rostro hasta que desfallecida de agotamiento volviese a tumbarse en su camastro a dormir la vida. Su madre le hacía delicias con alimentos de los dioses. Entre muchos, la deidad Petricor, había regalado a los humanos la oportunidad de cultivar el fruto del árbol para alimentarse de sus bondades solo hasta el día que Náger cumpliera los dieciséis años, y a ella le daba la vida comerse todo el chocolate final que cocinaba.
A Petricor le ofrecían cestas de frutas, abalorios hechos a mano, y cuencos llenos de un caldo a base de plasma humano. Náger ya estaba acostumbrada, formaba parte del ritual anual sentarse en la cocina de su casa a comer chocolate mientras su padre con gran delicadeza sajaba el brazo izquierdo de su hija y el flujo caía en el cazo de la mezcla final a la que también añadiría la de su madre…Ella ni se inmutaba. Muy por el contrario, era cuando a edad temprana su llanto se oía a través de las montañas, llegaba a las praderías y a la urbe y hacía estremecer a todos. Aquel llanto paralizaba la vida. Eran las únicas mañanas, las que cumplía, cuando el cielo se oscurecía y las nubes amenazaban con abrirse en una terrible borrasca…pero nada ocurría…ella de tanto lloro, se quedaba dormida y se calmaba. Petricor, no cumplía su amenaza, la aldea un año más se quedaría sin oler a tierra mojada, no empaparían sus cuerpos con agua limpia de vida…Todo esfuerzo era poco para tratar a esa deidad con sumo respeto en un intento de hacerle ver que aquella criatura no merecía tan ingrato destino. Aquel perfume desierto de vida, engullido por aceites de condimentos, aquellos tonos rojizos y secos que lloraban por las piedras…vislumbraba el infortunio de Pamú, Náger, y por ende, el de Tamir.
Hoy terminaría todo.
Tamir corría veloz. Quería llegar cuanto antes y darle su regalo. Lo había envuelto entre telas que él mismo había lavado, arriesgándose a ser perseguido por la reina de las mariposas azules, la que era portadora de mayores males de la tierra, entre las aguas de la cascada. Había hecho un atado con una cuerda que había decorado golpeándola contra la piedra de la montaña que resguardaba el lugar. Dentro, un trozo de piedra de luna un mineral poderoso que equilibra la energía, es la piedra femenina por excelencia. La encontró en una de esas mañanas que a escondidas salían del pueblo en busca del oro de la vida que tantas historias escuchaban a los ancianos, cuando Pamú tenía río, y verdes árboles y olores sanos…cuando la vida era placentera de verdad y jamás se hablaba de Petricor porque no había sido creado, no existía como maldad suprema. Tamir jugaba a subirse en las piedras cuando algo le deslumbró, miró hacia el suelo lleno de grava y se encontró esa piedra que guardó con celo e impaciencia para Náger. Se la enseño a los más íntimos a su familia, y todos sintieron alivio…no se veían ya, habían desaparecido…alguna hada la había la dejado para que él la encontrara, decían. Albergaban la esperanza…
Llegó a casa y Náger estaba más bella que nunca. Su madre le había cosido un ropaje más fino con hilo blanco y adornos verdosos un color poco visto. El día que ella nació Petricor le dio hilos de colores indicando que solo se usarían al llegar este día para el sacrificio. A Tamir, se le hacía congelado la voz, no articulaba palabra se había quedado pasmado ante la maravilla que tenía ante sus ojos. Le hablaría de sus sentimientos en cuanto tuviera ocasión, quedaba poco tiempo. Náger se reía como una chiquilla ansiosa quería curiosa, saber qué obsequio le traía este año. Al abrirlo todos se quedaron maravillados y su madre se echó a llorar. Nunca la habían visto llorar. Siempre se mostraba valiente y fuerte. Pero hoy la vida de su hija llegaría a su fin, si los dioses buenos no lo remediaban. Guardó la piedra en un bolsillo interior del vestido y dijo que siempre la llevaría con ella y le dio un beso en la mejilla a Tamir. Ella también empezaba a quererle de otra manera y eso la tenía emocionada, era la serendipia mas bonita de su existencia…y lo sería para siempre, perfección, su infinito y sucedió así de repente, mientras pensaba en otra cosa, mientras sus días pasaban plácidos…
Los vecinos se agolpaban a la puerta de casa. Querían ver a su salvadora, aunque ni se imaginaba semejante cargo. Sus padres querían que disfrutase, no querían hablarle de su fin. De repente, Náger sin llegar al quicio de la puerta, sintió el aleteo de miles de mariposas recorrieron el cielo. Venían avisadoras, sin preguntas, con un fin. La mariposa azul las obligaba. Náger sonrió y ellas celosas de su belleza, aletearon más fuerte moviendo su larga melena rubia, la invitaban a irse con ellas, pero Náger no entendía su mensaje. Siempre decía a sus padres que las mariposas que vivián en la cascada le hablaban y contaban historias del limbo al que un día con ellas regresaría, que era de donde salió su alma, a donde pertenecía. A su madre se le helaba el corazón cada vez que le escuchaba decir eso. Y hoy era el día. Hoy deberían devolver a su pequeña a Petricor que les dio el don de la alegría solo por el tiempo límite. Tamir empezó hacer aspavientos para que se alejaran, no dejaría que se fuera con ellas, pero Náger, le sujetó por el hombro y le miró. Entendió que ella ya se dio cuenta de todo, que debía irse, caminó por la ladera y a su paso el suelo comenzaba a oler a lluvia, y el cielo se tornaba oscuro de tormenta, y el aire ventoso movía su vestido nuevo que marcaba su silueta, su pelo se alborotaba hacia atrás, observada por todos sus vecinos que desesperados le decían: “Gracias”.
Su rostro se llenaba de lágrimas al oír los gritos y llantos de su familia. La cascada dejaba de emanar agua secándose cuanto más se acercaba ella. Moriría por su pueblo, y le perdería a él. Tamir, la seguía, se enfrentaría, lucharía por su amor. Han desaparecido las polillas, y todos los insectos que convivían con ellos y que hacía dieciséis años llegaron a Pamu. Todo estaba cambiando, todo llegaba a su fin. Solo se iluminó la cascada para recibirla, la luz incidía en su muslo izquierdo, tanto que quemaba. Náger estaba ensoñada algo protegía su ser que le permitía una rara consciencia. Era el regalo de Tamir, estaba claro que era mágico. Él saltó desde una piedra elevada en un lado del chorro iluminado y se puso delante de ella como un gran y fuerte protector. Gritó moviendo la cabeza a los lados advirtiendo que él daría su vida por ella, que no podía irse. Ella se agarró a su cintura invadida por el peso de su propio cuerpo, no se sostenía, se estaba muriendo…enfrente de él una inmensa crisálida se instaló al lado de su rostro y le sopló. En ese momento Tamir se quedó mudo para siempre, pero con vida y contemplo sin poder moverse como el cuerpo de su amada se rendía, se apagaba, se moría.

Al instante los colores verdes, los árboles, las flores, los sonidos de la naturaleza que años atrás habían desaparecido por el propio mal que hacer de los hombres al no apreciar su valor, regresó.
Se había cumplido la leyenda de Pamú que contaba la historia de un amor temprano el de Náger, la piedra de luna y Tamir el joven mudo que la amaba, Y dicen que se quisieron por siempre y desde el instante en que a la aldea volvió a llover.











By Mónica Solís (Miltch)

Gracias por su apoyo, su juego de palabras a :

@criscrascas
@xutyfru
@mimalcriada
@rosa_marquezv
@cuentameloslunares
@david_parrilla
@lauraarias
@noemisf_
@pfuente72
@silviabernal5
@alba.s.sayol





,














19 sept. 2019

Pasos



Hacia dónde camino.

Deambulo por un sendero largo y espeso. La niebla invade el claro del bosque pero distingo a pares dos rutas. A la derecha o a la izquierda no hay duda que estoy donde tengo que estar parado en medio, decidiendo, afrontando, llamando a las cosas por su nombre...esas cosas que se agolpan en mi baúl haciéndome preguntas, por eso sé que realmente merece la pena elegir. 

Me froto los brazos erizados por el frío y lleno de recuerdos...tus labios amables, de tu piel ligera de miedos, de tus ojos hambrientos de largas charlas, de tus muslos abiertos a la complicidad...y en el fondo sé que estoy perdido, que otra vez estoy clavado en medio, porque espero que me lo des hecho, que no me pidas nada, que nos dejemos llevar,...pero te hartarás, te equivocarás si crees en mi valentía...cubre tu espalda, amable del tiempo, tapa tu boca cargada de emociones casi bíblicas, tu religión es mi religión, tu calvario de dudas es el mío...
Me vas a pedir, vas a derramar un: "Te lo dije". 

No quiero jugar, quiero quedarme con la ficha ganadora, quiero que ganemos juntos, quiero que construyamos vida, que intentemos ser valientes a pesar de los ayeres...
Quiero abrazos sin explicaciones, que poses tu mano en mi espalda haciendo fácil las miradas. 
Quiero que me digas, que me calles, que me llames, que me grites, que si estás solo rodeado de gente sientas que estaría bien que estuviera allí, para reírnos juntos, subir el peldaño de la mano y escondernos en el desván para besarnos como de niños jugando al despiste pero seguros del cielo que hace de  cómplice. Quiero una cerveza de confianza con una espuma que desborde el enamoramiento de las emociones cuando estamos juntos.
Suena fuerte, da miedo...

Los otros hablan de "amor inteligente" ese que da la edad y los golpes, ese en que la piel no se muestra, se acurruca en el olvido, que se conforma...hablan de ese amor, el que debes quererte a ti para ofrecer calma, sosiego...aburrimiento.

Nadie recuerda ya en esta era la emoción, las mariposas, la centella que te atravesaba hasta el estómago cuando te dejabas llevar por el ímpetu...pero yo soy así...resbaladizo.

Tengo tanto que dar que no sé mostrarme, que reprimo y sucumbo al miedo a fracasar...desconfío, niego lo que siento, busco mis defectos en ti para no abrumarme con la culpa, quiero tanto que tengo miedo asustarte...

Dame confianza, dame lo que te pido y seremos felices... no es mucho...es mi terca manía de ponerle nombre a las cosas, de contratar los sentimientos, de mi inseguridad segura y de mi perfecta imperfección...

Siéntate conmigo al borde de la cama y cuéntame un cuento de esos que me hagan creer, de esos de final feliz...pues creo firmemente que los humanos sabemos sí queremos vomitar el alma en una sola caricia, en una sola mirada...

Sigo mirando los dos caminos el de la derecha y el de la izquierda, ya ha salido la luna que me mira como tu...pero esperaré a que llegues para elegir uno pues no tendría sentido decidir cuando ya tengo claro que sin ti mis pasos serían sin sentido, no se dirigen hacia ningún lado porque sin ti no hay camino que valga una ruta.

Cogeme de la mano, tengamos miedo...pero juntos...Miltch

26 may. 2019

"Héroe"

"Para ella eras un súper héroe.
Por tu abrigo azul...por tu rostro en el que a veces se sentió...
Por tu sonrisa de dientes alineados...por tu mirada avellana...por tus caricias con manos firmes...por tus inmensos silencios y pies cruzados...por tu forma de comer cacahuetes...por tus manías que fueron suyas un tiempo...por tu forma de escurrir los platos después de lavarlos, por tus almuerzos inventados con sabor a rico... por tu colección de monedas, por como combinas los colores en tu súper traje, por tus rituales de belleza, por ser leal solo a ti mismo...
Pero por encima de todo eres un héroe por tu gran capacidad de olvidarla..en eso amigo, has sido único.
Ni la luna lo entiende...M.S. (Miltch)



Imagen: pixabay

5 abr. 2019

Animal



"Viajando en el coche hablabas de mariposas en el estómago, de esas que te elevan al cielo con su colorido aleteo, e hiciste imaginar a quien te escuchaba que parte de ese vuelo era gracias a que estaba atento, con ojos de parvulario...
Créeme amigo esa lamparilla te queda grande y tu vientre es frío y estéril.

Decías que no soportabas la gente que acababa siendo desleal a todo, que tu la bloqueabas de tu vida...y amigo alcanzaste el nivel diez de la falsedad vendiendo tajante lo que no eras...
Decías que siempre ibas a estar, que jamás llegaría a sentir morriña por tus ausencias pues volverías y que incluso en esa distancia estarías, que las nuevas tecnologías nos ayudarían a estar juntos, que nos veríamos a través del ordenador o el  teléfono.
¡Amigo, eso tan solo confirma la distancia!

Mentiras y más mentiras

No entiendo ese tipo de amor que se rompe a la primera de cambio podríamos decir el amor actual,  el que dura hasta el mismo instante que nace un problema. Cuando uno enferma, cuando hay que buscar una solución, cuando uno falla, cuando uno está triste, cuando lo cotidiano ya no es vivaz...
Yo entiendo el amor como el vivir de dos seres que se complementan...
Sabías que no iba a ser fácil, tenías seguro que al principio te daría la lata, que somos diferentes, pero que siempre te seguiría ahí donde fueras, te esperaría y vas y me dejas...
El amor es sencillo, único, verdadero, leal...y hoy me encuentro tirado porque tú no me quisiste ni un poco o esto no hubiese acabado así.
Nunca te importé, aunque colgabas fotos en las redes sociales de los paseos que nos pegábamos por los rincones únicos de Asturias.

Pero, tranquilo, me superarás.
Los seres humanos sois como el ave Fenix, resilencia lo llamáis, capaces de vencer y tirar sin miedo con el día a día, y de empezáis de nuevo olvidando, haciendo borrón y vida nueva...

Sin embargo yo no puedo, yo no sé, yo te añoraré siempre, me moriré pensando en ti...

A mí me encantaba mirar a las mariposas contigo.
Atentamente, tu perro". M.S.(Miltch)



Gracias a:

@mimalcriada
@tallerdelamarquesa
@criscrascras
@jav1puente
@maruar7
@xutyfru
@silviabernal5
@sarai.hernandez
@mimalcriada
                                                  
Prince atento







Rulo en su salsa


Nota: Más de 138.000 perros y gatos fueron recogidos en España durante el año 2017
         En esta Semana Santa se volverán a disparar los abandonos de animales "regalados" en Navidad.



















2 abr. 2019

"Sin peros"

Vamos a ello.
Sin "mí".
Sin "tú".
Sin "perfectos".
Con "presentes".

Con la única idea de ser benditos juntos y cada uno por su vida...

Equilibrios que gobiernen los dedos; tejiendo nuestra telaraña de oportunidades, instantes...nos darán mas vida irremediablemente loca.

Vamos a apostar.
Sin "peros".
Con"todos".
Por el hilo conductor que una la luna que miremos y el sol que nos aleje de, este sueño que está en creciente en las mareas y desierto de miedos...M.S.(Miltch)


Experiencia

"...Su andar lento, sugerente con cadencia en su contoneo de cadera daba la impresión que el final de este día iba a ser diferente al de ayer... y de eso se trataba...le aburría soberanamente que ellos no fueran directamente al grano. Era un placer ser un ave nocturno, la mayoría de los locales de comestibles ya habían cerrado así que era su hora de salir a tomarse un whisky en el mejor local de música de la ciudad, lleno de olores a males conocidos y abarrotado hasta los aseos de bohemios hartos de sí mismos y de su propia prosa...además podía picar algo mientras el saxofonista apuraba hasta el fondo su diafragma y les deleitaba con una de Ella o de Nina ...le volvía loca¡ Cerraba los ojos, mientras encendía un cigarro y se transportaba a donde le daba gana a su experiencia y casi siempre acababa en sus brazos, acurrucada en su torso, con sus piernas enloquecidas de placer...ese recuerdo infinito echo trizas por una bala perdida hacía unos años... Ahora pagaría todo el oro del mundo para que él volviera a rechazarla pero que estuviera para amamantar sus noches...que estuviera como quisiera pero que de vez en cuando la acompañase bebiendo whisky y escuchando jazz... M.S.(Miltch)

17 feb. 2019

Resentido

"No es fácil entender el amor, amigo. Es algo que se supone fácil, leal, romántico, y otra vez fácil... Pero una de las capacidades intrínsecas del humano es destrozar, y quedarse hecho una mierda...pero satisfecho por arruinar la vida del otro tan sólo por no darte su corazón de manera completa. Y ahí amigo, reside tu problema, pretender poseer en plenitud el amor... Tu resentimiento hacia tu pasado, hacia tus errores y hacia ti mismo...tu falta de confianza...tu falta de querer...fue tu gran pérdida...quedarte frustrado y anclado a tus manías y repetirlas constantemente no te dejan crecer... Avanzar es necesario para vivir... Tu manera de acomodarte, dar todo por hecho, tu constante creencia en tu conformidad fue tu mayor pecado...dejaste de alimentarte de amor sano y te comiste tus propias babas tras una borrachera de cotidianidad y así amigo, repites una y otra vez tu mayor condena...creer que basta con comprometerte contigo en silencio, cuando en realidad deberías haberle gritado a su cara cuanto la querías, de esa manera hubieras demostrado cuanto habías crecido, aunque solo te quedase plantar tu firma en los papeles del divorcio...M.S. (Miltch)

@miltartaschocolate

30 ene. 2019

"A medias"


"A mi nunca me han gustado las mitades...ni la vida a medias...ni en las caricias, el amor, en los amigos. Detesto el gris- a no ser que me vea muy mona- ni tampoco soporté un secreto ni  miradas a medias.
Por supuesto jamás he reído ni llorado a medias.
Me he desgarrado al llorar y me ha dolido el estómago de risas,risas y más risas.
En mi cara ya no hay arrugas de expresión, las que están ya no se quitan, no son mitades a medias son vida con consecuencias y hechos que se alojan en el rostro para que te des cuenta de la lógica de la vida.
Por eso seguiré amando, riéndome, llorando entera, sin mitades.
Sin pagar mitades por vivir apocada y sin ruido.
Nunca seré así.
No tengo remedio, ni lo pretendo". Mitch

@miltartaschocolate

1 ene. 2019

Mariposas

Pasaban infinitas tardes juntos, de la mano, abrigándose las canas. Y cada día era como aquel primero en el que las mariposas volaban entre ellos.
Se miraban viviéndose.
Y un día uno se fue de aquel paseo, se fue de aquella calle, se fue...
Y las manos del otro se helaron, y sus ojos dejaron de brillar ante los días, la vida se volvió rutina que araña el alma.
Pero las mariposas mantuvieron su alas con la fortaleza de saberse juntos para siempre aunque ya no paseasen por aquellas calles que aplaudían su amor eterno". Miltch

@miltartaschocolate

16 nov. 2018

Sanándo heridas

"Puertas abiertas y ciegas de ti.
Memorias de muchos silencios.
Espejos que muestran la clara y concisa decepción de una cama desabrigada, inútil, tóxica...
La magia de una lágrima a tiempo antes que cientos dolores de ti.
Rumores ¡Quién será el que me cuente¡
Recorro caminos y cuento las cunetas e imploro que no vuelvas, que no me sometas, que te quedes ahí dondé estás
En aquella puerta abierta y ciega de ti."


M.S.