16 jul. 2018

Contando Margaritas




"Ahora espera, sólo te queda esa esperanza cautivada por su vida sólo viste y descubriste su farsa ...
Pero estás harta, lloras y te das asco de ti misma pero sólo te enfrentarías con él sí supieses que no te quiere, que no tiembla cada vez que te ve...
Y sufres sí, pero, ¡Te aguantas!.

Intentas olvidar el calor que sentías cuando te besaba, pero, ¡Te aguantas!.

Ordenas el presente y sólo encuentras desorden y penas, ¡Te aguantas!

Dices que ya pasó pero, ¡Te mientes! ¡Te mientes! y ¡Te mientes!

Descubres poco a poco que te está doliendo en toda tu alma, no lo ves, te ciegas y, ¡Te aguantas!.

Pero tranquila, amiga.
El que lo hace termina pagando, va sufrir, quizás no por ti pero lo hará y quizás entonces podrá comprender que hizo mal a lo único sincero que había encontrado y lo perdió...
Intentará recapacitar y querrá volver y entonces será el momento en que, ¡Dejes de aguantar!
Y explotes en mil pedazos sin ver sí le dañas, pecarás...

Y yo estaré contigo, no te dejaré, te hartarás de mi presencia y nuestra amistad será tan fuerte que helará todas las miradas que intenten penetrar en nuestra mente él incluido...
Nos sobramos para salir adelante
Nunca te dejes manipular por nadie y lucha por sobrevivir en un mundo ahogado por los hombres."



Imágen: Cherylholt-pixabay




-Galilea1987-
(Mónica Solís)


No hay comentarios:

Publicar un comentario