17 jul. 2018

Contando margaritas



"Otra vez vi esos ojos que me hacían tanto daño. Pensé que jamás volvería a experimentar ese miedo al mirarlos, ese arrepentimiento por haber tenido que encontrarme frente a ellos, ese infinito placer que nunca he querido reconocer.
Merced a sus deseos me dirigí hacia ellos; a cada paso que daba más gozo inundaba mi ser, mejor me sentía...
Ni siquiera me importaban los demás me refiero a los que me aconsejaban que no le amase...
Siempre sospeché que no ibas a ser bien querido entre mis amigas pero la verdad, me daba igual.
Creo que este amor sea sólo un capricho, nada me cuesta pensar que su vida no se cruzará ante la mía. 
Lo volverá a ver cuando el destino quiera juntarnos en el camino o cuando yo al final me decida...
Quizás nunca llegue a nada pero, sé que estará orgullosa de haber sentido algo hacia ti, aunque me rebaje a tanto que en mi no quede un gramo de amor propio...
Supongo que terminarás riéndote de mi, pero habré aprendido a se más...iba a decir mala, pero sería imposible que en el amor, sentimiento tan puro, yo pudieses ser así...
Algún día tendré mi recompensa...
Voy a renunciar a algo que fue muy bello; creo que los humanos somos tan ignorantes y a veces ingenuos que hasta que no perdemos algo que necesitamos y de veras amamos, no sabíamos lo que valía.
Soy demasiado despreocupada, no quiero atarme a una idea ni a nadie que merece, quizás, algo mejor...
No puedo engañar a mi corazón...
Tengo la culpa 
Por eso debo terminar...



pixabay









-Galilea1989-
(Mónica Solís)

No hay comentarios:

Publicar un comentario