Mariposas

Pasaban infinitas tardes juntos, de la mano, abrigando las canas. 
Y cada día era como aquel primero en el que las mariposas volaban entre ellos.
Se miraban viviéndose.

Y un día uno se fue de aquel paseo, se fue de aquella calle, se fue...
Y las manos del otro se helaron, y sus ojos dejaron de brillar ante los días, la vida se volvió rutina que araña el alma.

Pero las mariposas mantuvieron su alas con la fortaleza de saberse juntos para siempre aunque ya no paseasen por aquellas calles que aplaudían su amor eterno". Miltch

@miltartaschocolate

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tic, tac

Café mediano corto y sacarina, por favor¡¡

Qué tal?